Google+ Badge

lunes, 30 de abril de 2018

OrigiReto de abril: primer relato.

Hey ¿qué tal la vida? Todo estupendo ¿Verdad? Pues por aquí magnífico, KATTY me ha dejado al control de la nave (SIN LAS MAYÚSCULAS NO ME RECONOCÉIS, ¿EH? JIJIJI), porque sabe que soy más competente y molona que ella (Te estás pasando ¬¬... VALE, VALE XD), y como no tenemos tiempo, cuando termine los relatos de abril, ya vendrá a arreglar el desastre y a poner una cancioncilla por aquí ->......*canción random*......<- y cosas cursis por allá y enlaces y ñeñeñe.... (¡¡¡Al líoooo Nukeeeee!!!... JO CON LAS PRISAS >__< YA VOY... ), así que aquí tenéis abril-1, o lo que es lo mismo el relato que corresponde al capítulo 7 de mi (Nuestro... ENSERIO, ME DEJAS ¿O QUÉ? XD...) proyecto #OrigiReto2018. Más info en mi entrada con las bases en este Blog o en el de Stiby.

Recordad que siguen un orden, podéis seguirlo con más facilidad en el enlace recopilatorio de audios y relatos del OrigiReto aquí: Relatos y Audios.


Empezamos pues con la canción para acompañar y os dejo con el relato, espero que os guste ;3



Necromancy- Adrian Von Ziegler















Capítulo 7:
De mal en peor.




Sus ojos se clavan en los míos durante unos segundos, estudiándome. Puedo ver la inteligencia en su mirada. Está midiéndome, buscando mis puntos débiles, seguramente preguntándose qué sucede. Pero es ella lo que atrae su atención. La quiere, de una forma tan primitiva y desesperada, que temo que rompa las barreras mágicas para devorarla si permito que el ritual termine. No puedo arriesgarme, es demasiado valiosa como para dejarla en manos de esa cosa.

Lentamente, las antorchas vuelven a encenderse una tras otra. La claridad regresa, pero el demonio no desaparece junto con la oscuridad. No puedo mantener los hechizos por siempre y ahora solo quiero saber si mi trabajo de los últimos 20 años va a servirme de algo. Anulo la contención mágica del ritual y meto a la pyukee en mi escudo protector. Puedo notar un cambio en el demonio cuando mis manos empiezan a absorber la magia de la ninfa. Quizá tema que haga lo mismo con él, o solo esté furioso por que ella me pertenezca. Sea como sea, está fuera de la barrera y yo dentro, con ella, que tiene miedo de que esa cosa se le acerque, pero no estoy seguro de que le tema más que a mí.

Puedo sentir como la criatura sigue mis movimientos. Me estudia mientras da vueltas trazando un círculo alrededor de mi escudo. Agarro a la pyukee del cuello y la zarandeo frente al ser, solo para ver qué sucede. Se abalanza sobre la protección mágica como un tiburón atacando al cebo. Me sorprende cuando ella trata de liberarse: ya nunca pelea, después de 20 años, sabe que es mejor no hacerlo y, de todas formas, es una criatura mansa e inofensiva, como todas las ninfas, sin maldad, pura luz, solo una batería de energía. Viendo a ese ser de oscuridad babeando ante ella, el contraste entre ellos es abismal. La sujeto contra mí, con tanta fuerza que le falta el aire. Intenta gritar, pero sus pulmones están vacíos.

La reacción del ser es instantánea y absoluta, no quiere que la dañe. En cuanto se da cuenta, ruge furiosamente y crece expandiéndose por toda la sala. Es imponente y contengo las ganas de soltarla y dar un paso atrás cuando termina el rugido embistiendo la barrera, rodeándose de una llamarada fugaz y bañándolo todo con una lluvia de centellas al chocar, de la que el erudito, medio oculto en un rincón, tiene que protegerse. En lugar de mostrar temor, me yergo todavía más y alzo la voz al hablar.

¿Puedes entenderme? —No hay respuesta, solo una mirada desconfiada mientras regresa poco a poco a su anterior tamaño, igualmente imponente y se distancia de la barrera—. Ella me pertenece, si la quieres, obedéceme.

Silencio absoluto. Solo es un ardid. No tengo intención de dársela, pero aún no sé como usarlo en mi favor y empiezo a pensar que no me entiende. No es humano, pero la sombra antropomórfica alza un brazo y trata de romper la barrera con un puñetazo que esta vez, no solo suelta fuego y chispas, si no un rayo rojo que corta el aire con un silbido.

Es inútil, mi magia de barrera es indestructible. —De nuevo es falso, pero dejará de intentarlo si lo cree—. Y si me atacas, ella morirá.

Mi ultima frase hace que su puño quede en el aire, deteniendo a medio camino un segundo golpe. No solo me entiende, también me cree. Eso significa que es precavido como para arriesgarse a no creerme, y que ella le interesa lo bastante para obedecer a cambio de su vida. Alzo la mano hasta apoyarla en los cabellos blancos de la pyukee y acaricio sus orejas de cierva con suavidad. Las baja hacia atrás, temerosa. La criatura nos observa unos segundos y hace algo inesperado: agacha la cabeza y se arrodilla ante mí, mostrando sumisión.

Deshago las barreras en un gesto de soberbia y le doy la espalda a la criatura encaminándome hacia la puerta.

Erudito, que preparen el carro. La espera terminó.



El estruendo resuena por todo el palacio y la explosión derriba el torreón del portón principal. Una niebla oscura como la noche se extiende por el lugar y entro caminando sobre las brasas. Sostengo a la pyukee en mi brazo izquierdo para nutrirme de su energía, la mantengo bajo un hechizo sedante. La criatura me sigue de cerca manteniendo las distancias. El chico se ha quedado en el carro cuidando a los caballos. No quiero que vea esto, no está listo.

Buenas tardes gentes nobles, familia Real y miembros distinguidos de nuestra sacrosanta Iglesia. —Hay gritos de pánico por todas partes, el Rey y su séquito están aquí, acorralados, la criatura ha fundido el cierre de todas las puertas—. Quizá algunos no os acordéis de mí, me presentaré: soy El Duque Zoilo Sanger.

Mi nombre es conocido a lo largo y ancho del reino y fuera de él. Soy El responsable de la seguridad del Rey, su mano derecha y consejero, y antes de eso, un reconocido Maestro creador por méritos propios, conocedor de las artes demoníacas para combatir la magia y brujería, así como experto en la caza y exterminio de criaturas mágicas y gentes dadas a las malas prácticas de la brujería y hechicería. Ahora viene lo que no sabéis. No solo soy brujo y hechicero, por mis venas corre la sangre de las ninfas de yggdrasil, puedo drenar magia y usarla a voluntad y ahora que he sido capaz de abrir los infiernos y traer al mismísimo demonio, ha llegado el momento de deciros, ¡que me dais asco! Despreciáis lo que no conocéis, os creéis superiores a las criaturas mágicas y usáis el miedo para hacer lo que os place, escupís basura escudándoos en una religión que se compra con oro... No me malentendáis, todo eso no me importa, no soy un héroe salvador del pueblo, ni un amante de la justicia, y no me importa la religión, ni siquiera las criaturas mágicas. Pero arrasaré cada iglesia, cada noble, cada humano miserable que intente destruir la magia, porque es mi alimento. Y si vosotros podéis hacer lo que os venga en gana, yo también quiero hacerlo. Ahora, este es mi reino, y vosotros, ni siquiera seréis historia.”

Demonio, destrúyelos. Quiero su sangre bañando cada rincón del palacio.





Título: De mal en peor(capítulo 7).
Ejercicio:1-Elije un momento histórico importante y describe cómo sería la vida hoy si hubiera sucedido de otra forma.
Género:Terror.
Palabras:1050.


Y eso es todo por ahora, sigo al lío que necesito otro relato para ya!

(¡¡Ánimoooo!!... QUE SÍ, QUE SÍ, NO ME DESCONCENTRES KAT XD)